Green Food, Natural Living

¿Cómo leer etiquetas?

etiquetas

Llego la hora de hacer las compras de la semana, estás en el supermercado abrumada por todos los productos que existen, te propusiste comenzar a comer mejor pero no sabes ni por donde empezar para hacer compras más responsables y saludables. No te preocupes, aquí te comparto una guía para ayudarte a tomar mejores decisiones a la hora de comprar, la clave esta en saber leer las etiquetas de los productos.

Entonces, por todos lados nos dicen que hay que disminuir (o dejar por completo) el consumo de alimentos procesados, vamos a ver como distinguirlos.

Te comparto una serie de preguntas que debes hacerte antes de consumir algún alimento, si contestas que si al menos a 2, ¡te tengo noticias!, seguramente lo que estás a punto de comer es un alimento procesado. A estos “alimentos” me gusta llamarlos productos comestibles ya que generalmente están llenos de aditivos y tienen casi nada o nada del verdadero alimento que prometen vendernos en las etiquetas.

Pregunta #1

¿Tiene etiqueta?

Recuerda que un producto real no tiene etiqueta. Ejemplo: un jugo de naranja natural, extraído directamente de la naranja y servido al momento, no tiene etiqueta. A diferencia de un jugo envasado, enlatado y procesado que seguramente tendrá una etiqueta con una lista de ingredientes, entre ellos una cantidad significativa de azúcar. Esto nos lleva a la siguiente pregunta.

Pregunta #2

¿Tiene más de 5 ingredientes?

Pregúntate por qué una granola que supuestamente solo contiene granos enteros, semillas y tal vez frutos deshidratados, tiene tantos ingredientes extras como azúcar e incluso grasas hidrogenadas. ¿Suena raro no?

Es importante que sepas que la lista de ingredientes aparece en relación a la cantidad que contiene de cada uno, es decir, si el primer ingrediente que aparece es azúcar, significa que el producto que estás a punto de comerte contiene azúcar en mayor cantidad que el resto de ingredientes.

Pon especial atención en los alimentos dirigidos a bebés y niños, generalmente el azúcar (que aparece con distintos nombres) es de los primeros ingredientes que aparecen en la etiqueta, además de colorantes y saborizantes artificiales.

Pregunta #3

¿Tiene algún ingrediente que no reconoces?

No les pasa que empiezan a leer las etiquetas y de pronto aparece un ingrediente que ni siguiera somos capaces de leer con facilidad por que son unos nombres rarísimos que parecen que están en chino. Entonces, si no podemos ni pronunciarlo o si no sabemos lo que es, mejor no comerlo o al menos investigar un poquito más sobre dicho ingrediente.

Pregunta #4

¿Tiene algún ingrediente que tu bisabuela no reconocería como comida?

Así de fácil, si tu abuela o bisabuela no conoce el ingrediente, es muy probable que no sea algo natural.

Pregunta #5

¿Tienen fecha de caducidad de años?

¿No les parece raro que un frasquito de alimento para bebés que se supone que solamente contiene fruta, caduque en 1 año o incluso más? Los alimentos reales no contienen conservadores por lo que su tiempo de vida es más corto, esto es bueno ya que te aseguras de comerlo fresco y sin aditivos.

Si contestaste si al menos a 2 de las preguntas, entonces tienes un alimento procesado.

¡Ah! Y pon especial atención a los productos que contengan la palabra “natural” en sus etiquetas, esta palabra no está regulada y casi que cualquiera puede usarla, muchas veces el producto no tienen nada de saludable pero nos dejamos engañar porque promete ser 100% natural.

Entonces, procura no comprar alimentos procesados y si lo haces, elige las opciones que contengan menos aditivos, conservadores, etcétera y evita comerlos de manera regular. Si no los tienes en tu casa, seguramente no los comerás y cuando lo hagas será algo esporádico.

Si tienes bebés y están iniciando con alimentación sólida, entonces evita los alimentos procesados en todo momento, no los ofrezcas. Si el bebé/niño no los conoce, no los pedirá y estarás inculcando excelentes hábitos alimenticios al ofrecerle alimentos reales, naturales. Además de que su paladar se conservara limpio y libre de químicos adictivos, de esta forma el bebé podrá distinguir y disfrutar los sabores reales de los alimentos.

Algo que ayuda muchísimo para hacer compras saludables y de alimentos reales es comprar en los tianguis o mercados locales, aquí encuentras frutas y verduras, cereales, leguminosas y más alimentos en su estado natural, sin empaques, sin ingredientes adicionales. Además, puedes comprar frutas de temporada y los alimentos generalmente están más frescos.

Espero que estas recomendaciones sean útiles y que realices mejores compras, síguelas poco a poco y verás que pronto tu alacena estará más limpia y libre de procesados.

Besos

lectura de etiquetas

About Tanya De la Rosa

Mi nombre es Tanya y soy health coach dedicada a ayudar a mujeres a mejorar sus hábitos de vida. Me encanta estudiar y aprender nuevas cosas todo el tiempo, llevo una alimentación basada en plantas desde hace 5 años y estoy convencida que al mejorar tus hábitos alimenticios, mejoras toda tu vida.

2 thoughts on “¿Cómo leer etiquetas?

  1. Eunice Salazar dice:

    ¡Muchisímas gracias por los tips! me veo identificada con tu historia, porque he iniciado mi caminar en la cocina, pero honestamente no mucho lo había disfrutado hasta hace algún tiempo. Tus tips me han ayudado para organizarme y tener en mente opciones más saludables.

    1. Hola Eunice, que alegría saber que te han funionado, esa es la intención. Te mando un abrazo 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.